miércoles, 9 de noviembre de 2011

Las flores de Bach


El doctor Bach las descubrió entre 1926 y 1934, después de experimentar con muchas otras. Son 38 tipos de flores diferentes procedente de la región de Gales, de dónde era el doctor.
Su teoría era que toda dolencia física tiene un origen emocional, así, si la emoción negativa como soledad, depresión o estrés desaparece el dolor físico también. Pero no es a partir de 1970 cuando empiezan a conocerse para tratar problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.
Aplicaciones
- Aplicaciones mentales y emocionales: desde problemas como la timidez, los celos, la tristeza, la autoestima baja hasta problemas más graves como la insomnio, depresión, estrés, adicciones o trastornos en la alimentación.
- Aplicaciones físicas: las enfermedades físicas con origen emocional son más suceptibles de curarse con las flores de bach, aunque tampoco hay que descartarlas en principio. Algunas son alergia, asma, acné, gastritis, menopausia, o incluso problemas menstruales.
- Aplicaciones en mujeres: en el caso de las mujeres tiene vital importancia en algunos procesos físicos que están muy relacionados con las emociones. Como son la pubertad, el embarazo, la infertilidad, el parto, problemas sexuales o la lactancia.
- Aplicaciones en bebés y niños: no hay ningún problema en utilizarlas en niños, desde un bebé con días de vida a un niño con problemas de aprendizaje. Muchos de los problemas infantiles son debidos a miedos y ansiedad. Las consecuencias son mojar la cama, problemas de insomnio, hiperactividad o rabietas y berrinches.
- Aplicaciones en animales: ellos también sufren problemas debido a sus emociones. Pero al igual que pasa con los bebés hay que asegurarse de que sus dolores tiene un origen emocional. Se puede utilizar para animales domésticos como perros y gatos, animales de granja como caballos y vacas y animales en cautiverio. En casos de apatía, adaptación de un nuevo ambiente, maltratados o como refuerzo de un tratamiento para una dolencia física.
- Aplicaciones en plantas: aunque la respuesta emocional de las plantas es difícil de observar, podemos usar flores de Bach para tratar a las plantas siempre se enfrenten a situaciones de estrés, traumas o cambios. Además podemos tratar plagas, enfermedades, o simplemente si observamos que aparentan estar "tristes".
Cómo tomarlas
Primeramente debes conocer lo que realmente te pasa. Localizar el problema para poder así, encontrarle solución. Si tú solo no eres capaz, consulta a un terapeuta para que te ayude. Una vez encontrado el problema, él te aconsejarás las flores específicas que debes tomar.
Después debes prepararlas para la ingesta. Es muy sencillo. Pon en un frasco con gotero de 25 o 30 ml entre 1/4 y 1/8 del frasco con Brandy. Luego se llena con agua purificada. En este medio inerte se agregan 2 gotas de cada tintura de la flor o las flores que se quieran preparar. Se agita levemente y el remedio está listo para tomarse. Aparte del Brandy, también se pueden usar otros licores como alcohol homeopático, vinagre, glicerina vegetal, etc.
Cuándo tomarlas
Lo normal son 4 gotas al día máximo. Antes o después de cada comida, ya que alteran el sabor de los alimentos. Por ejemplo, una antes de desayunar, otra a media mañana, a media tarde y otra antes de dormir. Es especialmente efectiva por la mañana nada más despertar y antes de dormir por la noche. Por eso si se te olvida alguna dosis es mejor que hagas la de noche o la mañana solamente.
Contraindicaciones
Todavía no se ha descubierto ninguna porque las Flores de Bach no contienen ningún químico o sustancia activa.
Pueden prescribirse con seguridad y todos pueden usarlos. Esa fue la intención del Doctor Bach: que el hombre pudiera encargarse de su propia curación. También pueden combinarse con otros medicamentos. Aunque contienen alcohol la contidad es tan pequeña que no hay peligro.
Si pueden llegar a tener efectos secundarios en casos específicos. Normalmente lo que se produce es una incrementación del problema. Como puede ser llanto incontrolable sin razón aparente, cansancio, pérdida de apetito o dolor de cabeza.
Las flores de Bach se venden en herbolarios sin ningún tipo de receta. Pero es muy recomendable pedir consejo a un terapeuta.

Via Parasaber.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada